¿Qué es el autismo?

El autismo es un término general usado para describir un grupo de complejos trastornos de desarrollo del cerebro conocido como trastornos generalizados del desarrollo o TGD (Pervasive Developmental Disorder o PDD). los otros trastornos generales del desarrollo son el trastorno generalizado del desarrollo – no especificado (Pervasive Developmental Disorder – Not Otherwise Specified o PDD-NOS), el síndrome de Asperger, el síndrome de Rett y el trastorno degenerativo infantil. Muchos padres y profesionales se refieren a este grupo como trastornos del espectro autista o TEA. Fuente: AutismSpeaks.org

¿Qué  lo causa?

La respuesta sencilla es que no lo sabemos. la inmensa mayoría de los casos de autismo son idiopáticos, es decir, de origen desconocido.

la respuesta más compleja es que así como existen diferentes niveles de gravedad y combinaciones de síntomas de autismo, también existen muchas causas probables. la mejor evidencia científica disponible indica que existe un potencial de que sean varias combinaciones de factores las que causan el autismo; son múltiples componentes genéticos que puedan causar autismo por sí solos o posiblemente en combinación con la exposición a factores ambientales que aún están por determinarse. el momento de la exposición durante el desarrollo del niño (antes, durante o después del nacimiento) puede también jugar un papel en el desarrollo o la presentación final del trastorno.

La detección temprana es crucial

Las investigaciones indican de que con una intervención temprana y un entorno educativo apropiado, se consiguen cambios con clara mejoría.

Acá las características más comunes:

Retraso o ausencia del habla.
No presta atención a las otras personas.
Falta de respuesta a las expresiones faciales o sentimientos de los demás.
Falta de juego simbólico y ausencia de imaginación.
Falta de interés por los niños de su edad.
Alteración cualitativa en la comunicación no verbal.
No señalar objetos para dirigir la atención de otra persona.
Falta de utilización social de la mirada.
Falta de iniciativa en actividades o juego social.
Falta de reacción a estímulos sonoros.

Fuente: Universidad Internacional de Valencia

¿Necesitas consejos?

Vía WhatsApp 4349-4438